Campeche Destacadas

ACUSAN CAMPESINOS QUE A KATIA MEAVE NO LE INTERESAN PROBLEMAS DE TIERRAS

Inconformes por la falta de respuestas pero sobre todo de interés por atender sus demandas de solución y de aplicación de la ley a quienes han invadido las ampliaciones forestales de Pomuch, más de un centenar de ejidatarios, hombres y mujeres, y algunos, se presentaron en la delegación de la Secretaría de Bienestar, exigiendo hablar con la delegada federal Katia Meade Ferniza.

Encabezados por Antonio Che Cu, presidente del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata”, los campesinos reclamaron la falta de atención al problema de invasión de tierras y acusaron a Meave Ferniza de no saber nada sobre el conflicto agrario y no tener interés en encontrar una solución, pues envió a representantes a atenderlos que, a su juicio, “no sirven para nada”.

En su lugar, quien escuchó los reclamos y señalamientos de los ejidatarios campechanos fue José Cardozo, asesor de Meave Ferniza, a quien acompañaron funcionarios de otras dependencias relacionadas con el estudio y solución de los conflictos agrarios.

Acusaron ser objeto de agresiones de quienes indicaron realizan la tercera invasión a la ampliación forestal de Pomuch, y que ahora tienen problemas en el Colegiado Federal pues no han resuelto nada de las quejas presentadas sobre la venta ilegal de hectáreas, en algunos casos, señalaron son de varios miles de hectáreas, a pesar de que afirmaron han entregados documentación, audios y videos demostrando que las transacciones son ilegales y que se falsifican documentos ejidales.

Indicaron hoy los invasores se pelean la propiedad de tierras que son propiedad de ejidatarios y “nos dejan fuera, no nos toman en cuanta, nos las arrebataron” y afirmaron categóricos, toda demanda que ponen se queda “guardada en el cajón y cuando quieren, la sacan para darle trámite; ahí te quedas, a ver cuándo te saco”.

-Son demandas con actos exactos, con documentación y nadie hace nada. No nos podemos quedar sin tierras, el Ejido Pomuch hace lo imposible para defender sus tierras pero nadie nos hace caso.

Criticaron duramente la asuencia de la delegada federal, a la que acusaron de poder ir a Aguascalientes pero no de estar presente en esta reunión ni de haber asistido a otra en el ejido Pomuch y advirtieron que tal parece que deben hacer un plantón de protesta con campesinos, con indígenas, hombres, mujeres, jóvenes y hasta niños, para ser escuchados.