Espectáculos

AISLINN DERBEZ ASEGURA QUE NO ES FELIZ

A pesar de lo feliz que se le puede ver a través de sus redes sociales y en las entrevistas que da a lo medios, Aislinn Derbez asegura que no es feliz.

Y sobre este tema habla en su último posteo en Instagram, donde resalta que es muy fácil engañar a las personas con las imágenes que se comparten, ya que puede dar la idea de que la vida de los otros es perfecta cuando en realidad no lo es.

Me parece importante de vez en cuando hablar de lo real y no solo quedarme en la utopía (por no decir falsead) de estas redes sociales. Qué fácil es perderse y qué difícil es cuidarse a uno mismo”.

La actriz reveló que esta etapa de su vida ha sido ruda, de trabajo en exceso, de mudanzas y de exigirse a resolver más de lo que puede. También confiesa que ha estado de mal humor, con poca tolerancia y sin poder estar presente.

No es la primera vez que me pasa y desde que soy mamá me pasa mucho más seguido que antes. Me he dado cuenta que la disciplina que requiere amarse, cuidarse a uno mismo y estar en tu centro es muy grande y que lo más fácil es perderse”.

Señala que pensaba que conforme pasaran los años y más resuelta estuviera su vida todo sería más fácil, situación contraria a lo que vive actualmente.

Vuelvo a regresar a mí misma, a darme mis espacios, a ser más agradecida con lo que sí tengo y a darles calidad de tiempo y estar más presente con los que más amo. Cuánto nos trabajamos y nos exigimos en exceso para que algún día podamos relajarnos y disfrutar los frutos de ese esfuerzo. Pero ese día jamás llega. ¿Por qué no mejor pensar que ese día ya es hoy?

View this post on Instagram

Que fácil nos dejamos apantallar por fotos cómo esta… Pensando que la vida de los demás es perfecta y que la nuestra no… Me parece importante de vez en cuando hablar de lo real y no sólo quedarme en la utopía (por no decir falsedad 🙊) de estas redes sociales. Qué fácil es perderse y qué difícil es cuidarse a uno mismo. Mis últimos meses han sido rudos, de trabajo en exceso, de mudanzas, de exigirme a hacer y resolver más de lo que puedo, de pésimo humor, desequilibrio, cero tolerancia, sin poder estar presente, culpabilidad por todo lo anterior, etc. No es la primera vez que me pasa y desde que soy mamá me pasa mucho más seguido que antes. Me he dado cuenta que la disciplina que requiere amarse, cuidarse a uno mismo y estar en tu centro es muy grande y que lo más fácil es perderse. Porqué? No se. Pero así funciona este mundo y requiere de ser muy guerrero para salir bien librado de aquí. Yo creía que entre más grande (de edad) y más resuelta estuviera mi vida todo sería más fácil, y es todo lo contrario… Así que una vez más vuelvo a regresar a mi misma, a darme mis espacios, a ser más agradecida con lo que sí tengo, a ir a mis terapias, a ser disciplinada con lo que me hace sentir bien (que ah como cuesta con hijos🤯), y a darles calidad de tiempo y estar más presente con los que más amo (qué es lo único que realmente vale la pena después de todo). Cuántos no trabajamos y nos exigimos en exceso para que “algún día” podamos relajarnos y disfrutar los frutos de ese esfuerzo. Pero “ese día” jamás llega… Porqué no mejor pensar que “ese día” ya es hoy? 📸by @ricgm

A post shared by 🅐🅘🅢🅛🅘🅝🅝 🅓🅔🅡🅑🅔🅩 (@aislinnderbez) on

Comentarios de Facebook