Campeche Destacadas

Alertan que cambios de temperatura podrían ocasionar enfermedades respiratorias

Debido a que en los últimos días se han presentado cambios bruscos de temperatura, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Campeche recomienda a la ciudadanía evitar exponerse para prevenir el contagio de enfermedades respiratorias y estar atentos a los reportes climatológicos que emitan las autoridades correspondientes.

Se deben fortalecer medidas de higiene como el lavado de manos y estornudo de etiqueta, participar en las campañas anuales de vacunación contra la influenza, incrementar la ingesta de líquidos y consumir abundantes frutas y verduras ricas en vitamina A y C, aconsejó el coordinador de Epidemiología, Juan Joel Sandoval Sánchez.

“Cuando pasamos del calor intenso al frío y viceversa, el cuerpo experimenta un cambio brusco de ambiente que puede provocar malestar y enfermedades, la sugerencia es que intenten reducir riesgos, no se automediquen, visiten al médico y sigan sus instrucciones, sobre todo población vulnerable como los infantes y adultos mayores”, añadió.

Mencionó que como consecuencia de los cambios de temperatura existe la posibilidad de padecer enfermedades de vías respiratorias altas en nariz, laringe y garganta, y bajas, en tráquea, bronquios y pulmones, así como en ojos y oído; por esta razón, dijo, se debe reforzar el sistema inmunológico, principalmente con la estrategia de la vacunación.

Sandoval Sánchez afirmó que las personas con alguna condición pulmonar como bronquitis, rinitis, enfisema pulmonar o asma, deben aplicarse la vacuna contra la influenza, porque de no hacerlo, se podría agudizar el problema y generar complicaciones severas.

Señaló que durante la temporada invernal, el IMSS en Campeche registra un aumento del 80 por ciento en las consultas por problemas en vías respiratorias, sobre todo niñas, niños, adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas.

Como medida de protección también invitó a abrigarse adecuadamente y limitar el contacto con personas enfermas tanto en el ámbito laboral como familiar.

Indicó que en invierno predominan padecimientos de tipo viral y origen bacteriano, por eso, ante la presencia de fiebre mayor a 38 grados centígrados, dolor en pecho, tos con flemas, dificultad o chiflidos al respirar, acudir a recibir atención médica, ya que los síntomas de influenza son similares a los del COVIID-19.

Finalmente, Sandoval Sánchez sugirió nuevamente tomar precauciones y las recomendaciones expuestas ante los próximos descensos de temperatura, para que el cuerpo esté bien preparado para afrontar enfermedades.

Comentarios de Facebook