Nacional

AUMENTO DESPROPORCIONADO AL SALARIO AFECTARÁ PRODUCTIVIDAD

El Banco Central dijo en su comunicado de política monetaria, en el que anunció que mantiene su tasa de interés en 7 por ciento, que actualmente no se perciben presiones salariales significativas que pudieran afectar el proceso inflacionario.

“Aunque un aumento en el salario mínimo para 2018 desproporcionado con relación a la variación de la productividad podría cambiar lo anterior”, señaló la entidad.

Y es que después de años de estancamiento de los salarios en México, las empresas, los sindicatos y el Gobierno están debatiendo cuánto subirán los salarios más allá del incremento anual habitual, después de dar un paso similar por primera vez el año pasado.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pide un aumento de hasta el 19 por ciento, mientras que la Secretaría del Trabajo (STPS) dice que puede terminar rondando el 12 por ciento. El Banco de México ya había instado a la prudencia y a un aumento en consonancia con el aumento de la productividad.

En su comunicado publicado este jueves, la entidad comandada por Agustín Carstens mencionó en un par de ocasiones los riesgos de un incremento “desproporcionado”.

Un aumento del 10 por ciento, o incluso del 12 por ciento, podría tener un impacto mínimo en la inflación, pero una subida del 15 por ciento o más podría provocar inflación y hacer que el Banco Central suba las tasas de interés, dijo Rafael Camarena, economista de Grupo Financiero Santander México, en días anteriores.