Campeche Destacadas

Bajo estrictos protocolos, iglesias abrirán las puertas a sus fieles

La Diócesis de Campeche dio a conocer el protocolo que se implementará para el retorno a las actividades pastorales, destacando que todos los asistentes a las misas deberán llevar cubrebocas de manera obligatoria en tanto en las misas dominicales será controlado el número de feligreses con la finalidad de que se respete la sana distancia.

Serán sanitizadas las áreas de contacto común como son las bancas, puertas, paredes y cada asistente deberá guardar como mínimo dos metros de distancia.

Al ingreso a la iglesia se deberá proporcionar gel antibacterial y será suprimido el saludo de paz, no se pondrá agua bendita y la limosna será recogida a través de una alcancía.

En cuanto a los grupos de coros estos deberán ser reducidos y con Sana distancia, el sacerdote deberá usar gel antibacterial al inicio de la plegaria eucarística y portar también cubrebocas al igual que el resto de los feligreses y al momento de dar la comunión deberá omitir decir “Cuerpo de Cristo” frente a las personas.

Otros puntos que integran este protocolo son en celebraciones como bautismo que contempla un ritual breve; el matrimonio, los anillos, arras y todo lo que se utilice será solamente manipulado por los contrayentes las exequias de difuntos seguirán los criterios expuestos y la catequesis infantil se atenderá a través de grupos virtuales y de WhatsApp.

Comentarios de Facebook