Campeche

CONSTRUCTORES SE PREPARAN PARA ZONA ECONÓMICA ESPECIAL

“Si vienen las Zonas Económicas Especiales (ZEE), vendrán empresas importantes; los empresarios de la construcción tenemos que ser competitivos para poder hacer las obras que se requieren de infraestructura en esos polígonos y en eso estamos”, aseguró Víctor del Río R.de la Gala, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación Campeche, quien validó la calidad de las obras magnas que se realizan en la entidad como es el nuevo Puente de la Unidad, el distribuidor vialidad en la ciudad capital del Estado y la avenida costera.

En improvisada rueda de prensa, señaló habrá casos en los que los constructores podrían tener una participación conjunta, como han hecho en otras ocasiones, y habrá obras donde pueda trabajar una sola empresa “hay la capacidad”, al tiempo que afirmó ya se preparan pues dejará una importante derrama económica.

-No será una cuestión inmediata, lleva un proceso y ese proceso nos permite estar preparados.

En cuanto a las obras magnas que se realizan en la entidad, Del Río R. de la Gala destacó que la CMIC ha estado atenta a su ejecución e incluso realiza visitas para constatar sus avances y calidad de los trabajos por lo que afirmó se hacen en tiempo y forma y con la mayor calidad.

Señaló que la avenida Costera se pretende recuperar el tiempo trabajando más turnos; en el nuevo Puente de La Unidad, comentó se hizo una visita y  “la obra está muy bien, va muy bien” por lo que debe concluirse en tiempo y forma.

De igual manera, se refirió al distribuidor vial en esta ciudad capital, en cuyo caso destacó socios de la Cámara hicieron un recorrido que les  permitió verificar se hace de manera correcta y deberá estar lista en los tiempos anunciados.

En ésta en específico, comentó, que es posible haya un error de comunicación pues el público en general no sabe de construcción por lo que consideró necesario explicar en qué consiste, ante las inquietudes surgidas en el caso del Distribuidor Vial.

Señaló los pilotes se entierran 16 a 18 metros, y lo que la gente vio se demolió, son las rebabas del concreto, “donde se van a doblar las varillas para anclarlos a la zapata”.

-Es un proceso constructivo. Está bien, no está mal. Cuando vieron que estaban demoliendo, pensaron que estaban demoliendo (porque estaba mal) y no es por eso, simplemente es un proceso constructivo. Ese sobrante de concreto se tiene que demoler, se doblan las varillas y se amarran a la zapata, es un proceso que está bien –puntualizó.

-Hay cuatro laboratorios, nosotros también tenemos gente que está vigilando allá, entonces no tiene ningún problema, la obra se está haciendo en tiempo y forma y está bien la obra, sin problema alguno –finalizó.