Deportes

JUVENTUS ECHA AL BARZA DE CHAMPIONS

La Juventus y el AS Mónaco avanzaron este miércoles a las semifinales de la Liga de Campeones de la UEFA al empatar 0-0 con el FC Barcelona y vencer por 2-1 al Borussia Dortmund, respectivamente.

Desde 2005 que el Barcelona no faltaba en semis por dos años consecutivos, en tanto que el AS Mónaco jugará unas semifinales por primera vez desde 2003. El sorteo de las semifinales será el viernes 21 de abril.

Italianos y franceses se suman así a Real Madrid y Atlético Madrid, que accedieron a ser uno de los mejores cuatro el martes. El sorteo en el que se definirán los emparejamientos será el viernes 21 de abril. El ganador del título jugará en diciembre la Copa Mundial de Clubes EAU 2017.

Luego del 3-0 en la ida de Turín, la remontada del Barcelona parecía mucho más difícil que la que protagonizó en octavos al vencer 6-1 al PSG en el partido de vuelta. La Juve es el equipo con menos cantidad de goles en contra del certamen (2) y hacía 14 años que no perdía 4-0 (ante la Roma en febrero de 2004). El resultado final habla por sí mismo.

El Barça intentó infructuosamente construir juego y tener opciones de gol pero la “Vecchia Signora” se plantó muy bien en su campo, cortando circuitos al rival y defendiendo con ímpetu dentro del área cuando era necesario.

Los locales fluyeron poco. Algunas pinceladas de Messi, otras tantas de Neymar y poco más. La Juve tuvo un par de buenas ocasiones de contraataque de Gonzalo Higuaín y Juan Cuadrado, las más peligrosas, pero nada quebró el cero.

La Juventus accede así a su segunda semifinal en tres años, la séptima de su rica historia. Es el equipo italiano que más veces llegó a esta instancia.

MÓNACO, IMPECABLE

En poco más de un cuarto de hora, el AS Mónaco fulminó las esperanzas del Borussia Dortmund para alcanzar por cuarta vez en su historia y primera vez desde 2003 las semifinales del certamen. A los 7 minutos, Kylian Mbappé puso el 1-0. El francés tiene 5 goles convertidos en Champions League y sólo el español Raúl González (6) marcó más antes de cumplir los 19 años.

A los 17, el colombiano Radamel Falcao con un cabezazo prácticamente liquidó el pleito con casi 75 por jugar. Los gritos de Marco Reus a los 48 para descontar y de Valére Germain a los 81 para el 3-1 sólo maquillaron el resultado y redondearon una estadística favorable a los monegascos.

Nunca antes un equipo había marcado al menos tres goles en cuatro partidos consecutivos de series de uno contra uno.