Deportes

DOBLETE DE CRISTIANO DA TRIUNFO AL MADRID

Cristiano Ronaldo no distingue de escenarios. Cuatro días después de ser decisivo en París, el portugués volvió a demostrar por qué es el mejor jugador del mundo. El portugués, que suma 13 goles en sus últimos siete partidos, dio la victoria al Real Madrid en Ipurua sobre el Eibar, gracias a un nuevo doblete.

Lejos de disfrutar de posesiones largas y de llegar a la portería contraria con claridad, el Madrid se vio sometido desde el comienzo a una fuerte presión del Éibar. Los de Mendilibar imprimieron un ritmo muy elevado y buscaron el área de Keylor con centros laterales. En el 19’, el costarricense tuvo que desviar a córner un buen disparo de Kike. Mientras, al Madrid le costaba conectar con Bale y Cristiano. Al filo de la media hora, Nacho sustituyó a Varane, que había sufrido un golpe en la cabeza tras chocar con Kike.

Tras salvar la presión inicial del Éibar, el conjunto blanco fue ganando peso. No obstante, el encuentro seguía marcado por las numerosas interrupciones. Un remate de cabeza de Jordán para los locales y un mano a mano de Bale que tapó Dmitrovic fueron dos de las escasas opciones de gol.

Todo hasta que apareció Cristiano. En el 34’, Modric robó el balón y asistió de manera espectacular con el exterior para que el portugués se acomodara el balón y definiera con maestría. La calidad y pegada madridista hacían la diferencia. A partir del gol, los blancos se mostraron más cómodos e incluso pudieron irse al descanso 0-2, pero Dmitrovic salvó un gran disparo de Cristiano.

El Éibar volvió a salir a por todas en la reanudación. Escalante avisó con un centro envenenado que desvió a córner Keylor. Fue la antesala del empate. Pedro León botó el saque de esquina y Ramis marcó de cabeza (50’).

Tocaba reaccionar y el Real Madrid fue decidido por el gol. Cristiano finalizó con un disparo desviado una buena jugada de equipo. Y, poco después, Modric se internó en el área pero cruzó en exceso. Más claras aún fueron las dos ocasiones consecutivas de Cristiano y Bale en el minuto 62. El portugués se topó de nuevo con Dmitrovic y el galés cabeceó fuera por poco.

El partido estaba abierto pero las oportunidades más claras eran del Real Madrid. Zidane dio entrada a Benzema y Lucas Vázquez en busca de la victoria. El Éibar, por su parte, seguía creando peligro a balón parado. Paulo remató de media chilena a las manos de Keylor. Parecía que los locales habían dado un paso adelante. Entonces volvió a aparecer el mejor jugador del mundo para aprovechar un centro de Carvajal y sellar de cabeza su doblete (84’). El Real Madrid y Cristiano siguen sumando.