Policiaca

DOS MUERTOS Y 13 HERIDOS AL DERRUMBARSE EDIFICIO EN CONSTRUCCIÓN

Una estructura del Instituto Marista en Ciudad del Carmen colapsó, lo que provocó la muerte de 2 trabajadores y 13 más resultaron heridos.

Los hechos se registraron este viernes alrededor de las 17:00 horas, cuando una cimbra de madera no resistió el peso y se derrumbó, cayendo con los trabajadores que colaban el techo del inmueble.

Cerca de 25 trabajadores en su mayoría del Estado y Ciudad de México, se encontraban trabajando a marchas forzadas en la construcción de lo que sería una ampliación del colegio antes citado, pues tras cerca de ocho trompos de cemento servidos por parte de la empresa All In Services, el recurso humano estaba por concluir una jornada laboral al dar por terminado el colado de un techo, pero esto cambio totalmente, ya que un fuerte estruendo se escuchó para después la estructura donde se llevaban a cabo los trabajos, cediera y colapsara, cayendo con trabajadores que se encontraban a casi cuatro metros de altura, lo peor es que más gente había debajo de esta, los cuales quedaron atrapados en cuestión de segundos.

Los rescatistas trabajaron durante la tarde y noche de ayer para rescatar al mayor número de personas, sin embargo, confirmaron la muerte de dos trabajadores y 13 más presentaron heridas de gravedad, por lo que fueron trasladados a hospitales cercanos para su atención.

Los medios de la isla dieron a conocer la lista de los heridos:

HOSPITAL GENERAL
1-José Ángel González de 18 años
2-Jesús Gilberto Zurita de 66 años
3-Daniel García García de 20 años
4-René Cruz Talavera de 26 años
5-Edgar David Morales González de 33 años
6-Diego Mendieto Jiménez de 23 años
7-Sergio Enrique Torres Torres
8-Mario Alberto Sánchez Ascencio de 40 años
9-Josué García Posada de 18 años

PACIENTES EN ESTADO CRÍTICO
10-Lázaro González Castillo (44 años)
11-Juan Carlos Martínez Ortega (29 años)
12-José Pablo Panso Yass

CLÍNICA CESAT
13-Mario Morales (35 años).

Asimismo, se reportó el lamentable fallecimiento de dos personas.

Sin reporte oficial de los hechos, las autoridades esperan deslindar responsabilidades.