Internacional

“ESCUELA DE TERROR”, INTERNOS ERAN SOMETIDOS A CONDICIONES INHUMANAS

La policía de Nigeria liberó de un supuesto centro islámico en la ciudad de Daura, fronteriza con Níger, a 67 personas encadenadas y sometidas a “condiciones inhumanas”, según fuentes policiales.

Los hechos se dieron a conocer por el potavoz de la policía del estado de Katsina, Sanusi Buba, quien confirmó que “67 personas de entre 7 y 40 años” habían sido encontradas encadenadas, mientras que más de 200 se habían dado a la fuga.

Los internos son más de 300, pero debido a los tratos sórdidos e inhumanos a los que son sometidos iniciaron un motín (el domingo). Algunos de los presos escaparon mientras que los que están viendo aquí, unos 60 de ellos, se quedaron atrás”, detalló Buba en un comunicado divulgado el lunes.

El clérigo de este centro, de 78 años, fue arrestado junto a otros dos sospechosos, acusados de tortura y de haber abusado sexualmente de los internos, según fuentes policiales.

“Mis padres me trajeron aquí porque creían que me curaría de mi impulso por robar cosas. Pero aquí nos pegaron, nos mataron de hambre y nos sometieron a condiciones inhumanas”, detalló Abubakar Saminu, de 16 años, y originario del estado de Yobe, al diario The Punch.

La redada en Katsina se produce solo unas semanas después de que el pasado 26 de septiembre la policía nigeriana liberase a otros 300 jóvenes y niños -algunos con cadenas en los tobillos- de otra escuela coránica en el estado vecino de Kaduna, a su vez supuestamente torturados y abusados sexualmente.

Comentarios de Facebook