Nacional

Impacto ambiental del Tren Maya será aprobado, asegura el titular de la Semarnat

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), resolverá la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tren Maya Fase I, que abarca tres tramos de la obra que van de Palenque, Chiapas a Izamal, Yucatán, con 13 estaciones, 146 pasos vehiculares, 24 viaductos y 40 pasos de fauna, con fecha límite del 8 de septiembre, señaló su titular, Víctor Manuel Toledo.

Indicó durante una conferencia de prensa virtual que la autoridad ambiental está obligada a aprobar la MIA, ya sea con condicionantes o solicitando más información a Fonatur, aun cuando la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), contempla también la opción de negarla por falsedad en la información, afectaciones a especies en riesgo o porque contraviene otras normas.

Toledo reveló que hasta ahora se han realizado por lo menos 74 observaciones al proyecto, en temas como los pasos de fauna y las carreteras, por lo que existe permanente comunicación con el promovente que es el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Destacó que están a la espera de que se presente la solicitud de autorización para el cambio de uso de suelo en terrenos forestales, en las 606 hectáreas, que abarca la primera etapa del proyecto.

También se realizará una consulta indígena, independiente a la que realizó el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), a las comunidades desde Palenque hasta Izamal, conforme a los lineamientos que establece el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Llevará realizarlo unas seis semanas, y habrá concluido alrededor del 9 o 10 de septiembre, adelantó.

Dijo que las críticas al Tren Maya crean una verdadera mitología, donde se genera a través de la imaginación un mundo ficticio, imaginan que van a ser afectadas comunidades mayas pasivas, desinformadas, atrasadas e inermes.

Por su parte, Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica advirtió que el artículo 35 de la Ley General de Equilibrio Ecológico faculta a la Semarnat a negar una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), por lo que consideró irresponsable que Víctor Manuel Toledo afirme que están obligados a aprobar el Tren Maya.

Advirtió que con estas declaraciones demuestra parcialidad y pone en entredicho el análisis técnico que realiza su equipo de colaboradores, que podría terminar en una gran simulación en un megaproyecto que impactará la gran biodiversidad de la región.

Comentarios de Facebook