Deportes

JASSON ATONDO REPORTA AL GALEÓN

Después de un 2018 sensacional en las dos principales ligas profesionales de béisbol de México, el joven sinaloense Jasson Atondo reportó a la pretemporada de los Piratas, que se preparan para la temporada 2019 de la LMB, que arrancan  jugando de visita en Puebla ante los Pericos el 5 de abril, y será hasta el 9 cuando los Piratas levanten el telón ante su afición cuando reciban a los Bravos de León.

El 2018 significó el cuarto año que tuvo Atondo tanto en el verano como en el invierno, siempre fiel con los equipos de Piratas de Campeche y Naranjeros de Hermosillo, en la Liga Mexicana del Pacífico. En su cuarto año como profesional fue la ocasión que por primera vez jugó más de titular en ambas novenas.

En los dos torneos del 2018 en la LMB logró sumar 87 partidos con promedio de .274. En su año de debut con los filibusteros en el 2015 jugó 49 partidos, en el 2016 fueron 57 cotejos y en 2017 estuvo en 40 encuentros.

En el Pacífico Atondo estuvo cerca de ser campeón de bateo, de hecho fue líder por varias semanas y en su último partido ante los Mayos de Navojoa, su compañero el dominicano Francisco Peguero, ambos de los Naranjeros de Hermosillo, terminó con .352 por .351 del joven mochiteco. Atondo tuvo 15 turnos más que el dominicano Peguero, el joven sinaloense estuvo en 61 partidos por 54 del caribeño.

“Lo bueno que se quedó en el mismo equipo, ambos jugamos para Hermosillo y ahora eso ya es historia ahora a trabajar fuerte en estos entrenamientos para los Piratas de Campeche”, apuntó.

Con Hermosillo, no empezó de titular pero después de la primera semana lo pusieron en la tercera base, después en la segunda y terminó jugando más tiempo en las paradas cortas.

En la Liga Mexicana del Pacífico lo nombraron “Novato del Año”, a sus 23 años de edad. El nativo de Puerto Pesquero, El Colorado, Ahome, Sinaloa, nació un 27 de agosto de 1995.

La base mexicana ya está casi completa y solo faltan por llegar los pitchers: Orlando Lara y Marco Carrillo. Con Atondo ya son 46 piratas en el buque que se encuentra anclado en el estadio Nelson Barrera Romellón, de la capital campechana.