Internacional

MANIFESTANTES ROCÍAN PINTURA Y CORTAN EL CABELLO A ALCALDESA EN BOLIVIA

Los enfrentamientos entre seguidores y opositores del presidente Evo Morales dejaron al menos 20 heridos en la ciudad de Cochabamba en una de las jornadas más violentas en tres semanas de protestas tras las elecciones, de las que el gobernante se declaró triunfador en medio de acusaciones de un supuesto fraude.

Cocaleros y campesinos afines al mandatario llegaron a esa ciudad del centro de Bolivia para apoyar a Morales y desbaratar las barricadas opositoras que bloquean calles y avenidas de la ciudad tras los comicios del 20 de octubre. Los grupos antagónicos chocaron en varios sitios.

Medios locales mostraron imágenes de la turba en batalla campal en las calles con piedras y palos. Funcionarios del Defensor del Pueblo confirmaron 20 heridos, varios graves. Los choques se prolongaron hasta la tarde de ayer. Las oficinas de una alcaldía cercana a la ciudad fueron incendiadas y la alcaldesa oficialista Patricia Arce estuvo retenida por varias horas en represalia. También le rociaron pintura y le cortaron el cabello.

La Organización de Estados Americanos (OEA) reiteró ayer que continuará su auditoría al proceso electoral de Bolivia, mientras que el gobierno denunció ante la ONU “los graves abusos” de las protestas de la oposición que denuncia fraude en los comicios.

Comentarios de Facebook