Deportes

MARRUECOS Y TÚNEZ, MUNDIALISTAS

En una última jornada con hasta cuatro equipos nacionales con opciones de clasificación en el continente de África, las selecciones de Marruecos y Túnez consiguieron las dos últimas plazas del bloque para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.

El duelo más destacado de la fecha tenía lugar en Abiyán entre Costa de Marfil y Marruecos. A los locales solo les valía la victoria para llegar a Rusia, y desde el primer instante buscaron el arco sin llegar a crear grandes ocasiones.

Marruecos aguantó el empuje de los Elefantes, y aprovechó dos goles casi consecutivos para amargar los planes del cuadro dirigido por Marc Wilmots y hacer realidad un sueño con dos décadas de espera.

Primero Nabil Dirar (25′), con un centro envenenado desde la parte derecha, y poco después el capitán Mehdi Benatia (29′), libre de marca a la salida de un córner, infligieron un castigo insalvable para los marfileños, que no fueron capaces de meterse de nuevo en el partido.

Marruecos regresa así a la Copa Mundial de la FIFA dos décadas después de su última participación, Francia 1998.

Túnez, por su parte, vivió en el Estadio Olímpico de Radès una jornada de nervios propios ante la posibilidad de volver a una fase final mundialista. Solo necesitaban un empate para certificar el pase e hicieron sus deberes, pero no exentos de varios sustos.

El duelo estuvo marcado por el dominio tunecino, que no logró convertir su control en acciones de peligro. Las imprecisiones y el marcador igualado mantuvieron la incertidumbre hasta la conclusión aunque, finalmente, Túnez confirmó su retorno a una fase final con una impecable marca de 6 victorias y 2 empates en las eliminatorias.

Marruecos y Túnez han sido históricamente dos de los grandes equipos nacionales del continente africano. Sin ir más lejos, hasta hace apenas diez años, solo Camerún había disputado más Copas Mundiales de la FIFA que ambas selecciones.

Y las dos han tenido su momento mundialista destacado. Las Águilas de Cartago fueron el primer cuadro africano en lograr una victoria en la máxima competición futbolística (3-1 ante México en Argentina 1978). Una victoria que abrió el abanico y permitió a África contar con un segundo cupo mundialista para la siguiente edición.

En cuanto los Leones del Atlas, firmaron una recordada actuación en México 1986, cuando lideraron su grupo y solo la finalmente subcampeona, RFA, logró frenarles en los últimos minutos del duelo por los octavos de final.