Internacional

NO SOPORTÓ EL BULLYING Y SE ARROJÓ A LAS VÍAS DEL TREN

Los alumnos terminaron sus clases y salieron de la Escuela Salesiana ubicada en Guildford Road, Chertsey, Surrey, sin imaginar la tragedia que protagonizó Sam; salió con algunos amigos del colegio y cuando el tren se acercaba a la estación entregó su mochila y celular a sus acompañantes para correr hacia las vías donde se acostó.

Docenas de alumnos de la secundaria católica presenciaron el momento en que Sam fue arrollado por la locomotora, ante la mirada de sus compañeros, el llanto de otros y gritos de desesperación que le pedían que se quitara del lugar.

“Los agentes fueron llamados a la estación de Chertsey a las 4 de la tarde de ayer (15 de julio) tras los informes de una víctima en las vías. Los paramédicos también asistieron pero, lamentablemente, un niño de 14 años fue declarado muerto en la escena”, explicó la dependencia en un comunicado.

Muy cerca de la estación fue encontrada una nota que los oficiales calificaron como un recado de despedida.

El director del plantel, James Kibble, informó que todos los alumnos del colegio religioso recibirán el apoyo de los asesores y un psicólogo educativo para enfrentar esta “situación increíblemente difícil, pero al conocer la fe, la compasión y la fuerza de nuestra comunidad escolar, confío en que trabajaremos juntos para apoyarnos unos a otros”.

Comentarios de Facebook