Placas
 

Para prestadores del servicio de transporte urbano  y automovilistas de esta ciudad, los incrementos en impuestos y en los pagos que deben realizar por tenencia vehicular, canje de placas y licencia de conducir en sus diferentes modalidades son un cobro excesivo y un abuso para los campechanos.

De igual manera señalan que el cobro que se hace no se refleja en beneficios a los ciudadanos y en la prestación de servicios y cuestionaron el uso y destino que se da a esos dineros.

Sin embargo, admiten que “palo dado ni Dios lo quita”.

En encuesta realizada por Campeche.com.mx entre conductores de automóviles particulares y servicio de taxi, combis y transporte urbano, se quejaron por los aumentos, sobre todo los prestadores del servicio pues indican que hubo pagos que pasaron de 400 a casi 2 mil pesos como es el caso de las placas, gasto que consideraron oneroso a su economía y que deberán reflejarlo en un posible aumento a las tarifas vigentes.

Los entrevistados, quienes declinaron proporcionar su nombre, pues aún tienen que realizar este trámite y temen posibles represalias,  con excepción de Francisco Solís y Gilberto Cocom, compararon los cobros que se realizan en el estado de Campeche con los de otros Estados vecinos, como Yucatán, donde afirmaron las cosas son diferentes.

El primero señaló que en el pago de las placas, aumentó en 150 pesos, lo que aseguró es un abuso mientras que el segundo indicó que el tener un vehículo ya no es un lujo, sino una necesidad, pues él utiliza su unidad para transportar los artículos que vende y con ello se ahorra 300 pesos de flete.

-En lugar de pagar alquiler, utilizo mi vehículo, y me ahorro ese dinero, pero ahora tendré que pagar más por la tenencia aunque no he acudido a la Secretaría de Finanzas para saber cuánto va a ser.

De acuerdo con la relación que la Secretaría de Finanzas publica en su página en internet, las tarifas vigentes para el canje de placas son los siguientes: Servicio particular, 637.7 pesos; alquiler de servicio público, un mil 275.4 pesos; carga de servicio particular con capacidad de hasta 5 toneladas, un mil 275.4 pesos. Esta misma tarifa se aplica para vehículos de carga con capacidad superior a las cinco toneladas, a vehículos de carga servicio público local de hasta cinco toneladas y de más de cinco toneladas.

Camión de pasajeros servicios particular y servicio público local, un mil 913.1 pesos; demostración de vehículos propiedad de empresas arrendadoras, 2 mil 550.8 pesos; motocicletas o motonetas de servicio particular y servicio público local, 382.62 pesos; bicicletas, 127.54 pesos; vehículo de tracción  animal, misma tarifa así como para carros  carretillas de mano.

Señala que la reposición de la plaza tendrá la misma cuota que corresponda.

En Otros Servicios, incluye permisos para transitar sin placa hasta por 15 días, un ml 275.4 pesos.

En cuanto a la expedición de licencias, el pago a realizar, dependiendo del tipo de licencia, quedó como sigue: automovilistas, 318.85 pesos; chofer, 446.39 pesos; motociclista 255.08 pesos; automóvil de servicio público, un mil 84.09 pesos que es la misma para chofer de servicio público. Motocicleta en servicio público, 446.39 pesos. Permiso para práctica de manejo sin licencia por 15 días, un mil 275.4 pesos.

La reposición de la tarjeta de circulación, 127.54 pesos y, el refrendo anual, 570.16 pesos.

Los entrevistados indicaron que el refrendo tenía un costo de 400 pesos, pero que incluía la placa y hoy, deberán pagar cinco veces más por las placas en el caso del transporte colectivo o combis de “carga”, es decir, las unidades más grandes que brindan mayor comodidad al usuario.

Agregaron que la tenencia en estos casos, superará los 10 mil pesos y precisaron que de las 32 unidades que hay en servicio en la ciudad, al menos 20 son de “carga”; a este monto se sumará el de cambio de placas y los cursos y antidoping que deben realizar como establece el Instituto  Estatal del Transporte, o de lo contrario no podrán prestar el servicio, que el año pasado, entre ambos, era de un mil pesos, pero ahora esa cantidad incluirá solo el curso de capacitación, cuya calidad y beneficio al prestador del servicio, cuestionaron duramente.

Al igual que los automovilistas particulares, cuestionaron los beneficios que el aumento en tarifas y pagos que deben realizar, dan a los ciudadanos en general, pues indicaron que las calles en su mayoría están en malas o pésimas condiciones, y transitar por ellas implica deterioro de las unidades y vehículos particulares, que las autoridades no toman en cuenta.

Afirmaron que los cobros son excesivos pero que el mayor problema está en que no se ven obras ni mejoría en la prestación de servicios público para la población,  ni al menos la pavimentación de calles y avenidas.

En su comparación, aseguraron Campeche se encuentra en desventaja con otras entidades como Yucatán, pues dijeron que las autoridades no incurren en excesos en los cobros.