Campeche Destacadas

SE PROSTITUYEN A PLENA LUZ DEL DÍA ANTE LOS OJOS DE LAS AUTORIDADES

Puedes verlas a plena luz del día. Es imposible ignorar su presencia pues su atuendo y actitud no dejan lugar a dudas sobre su oficio: el más antiguo del mundo, y que en esta ciudad de nueva cuenta comienza a tener una fuerte presencia sin que las autoridades se decidan a actuar y, lo que es peor, pareciera que no saben qué hacer para encontrar una solución.

No hay zona de tolerancia, pero no la necesitan para “ejercer”, porque  una de las más importantes avenidas como es la Gobernadores, se ha convertido en su centro de operaciones, donde puedes ver a hombres y mujeres, sobre todo estas últimas, por la mañana, tarde y noche, e incluso en las inmediaciones de conocida tienda de autoservicio, para incomodidad de madres de familia que ahora tienen que lidiar con su presencia, dañina sobre todo para adolescentes.

El problema de la prostitución en la ciudad de San Francisco de Campeche requiere atención inmediata. Empero, para las autoridades estatales y municipales, se requiere de una coordinación que, desafortunadamente, no llega.

De acuerdo con declaraciones del Secretario de Seguridad Pública, Jackson Villacis Rosado, “están en eso”, y en esto coincide el Secretario del Ayuntamiento de Campeche, Carlos Moreno Hernández. Ambos, aseguran que hay el mayor interés de las autoridades por encontrar una solución, pero también, ambos, no pueden fijar un compromiso de la instancia a la que representan, sobre un plazo y solución.

No son pocas las coincidencias entre ambas figuras políticas. Una más: se requiere de una “zona roja”, pero ésta deberá estar fuera de la ciudad aunque, tampoco, hay un lugar tentativo para su ubicación.

-Hasta donde tenemos entendido, en la avenida Gobernadores existe un problema de personas que se ubican sobre la misma avenida, a efecto de ejercer la prostitución, sexo servidoras y sexo servidores, y no tenemos detectada que haya menores de edad –señaló Carlos Moreno Hernández, Secretario del Ayuntamiento de Campeche.

-Sí personas adultas, hombres vestidos de mujeres que venden sus servicios y, el Ayuntamiento de la mano con la Secretaría de Salud tiene que trabajar al respecto. Uno, porque al final de cuentas es un problema de salud que puede detonar en problemas de infecciones de alto riesgo para los ciudadanos y, por utilizar una de las zonas más transitables de la ciudad como es la avenida Gobernadores, en cuanto a eso nos podría competer –dijo-.

Dijo también entender que haya necesidades económicas que lleven a las personas a llegar a este nivel pero “también necesitamos poner un orden en ese sentido”, por lo que consideró que como ciudad se debe pensar ya en que regrese su propia zona roja y, entonces, “tener a todas en un lugar específico” pero deberá ser fuera de la ciudad.

-Lo que era la zona de tolerancia ya quedó absorbida por la ciudad.

A final de cuentas esta ciudad comienza a crecer y tenemos que ver que haya un orden en ese crecimiento. Hay que pensar que ciudad crece, que sus necesidades también van a traer este tipo de problemas.

¿Una zona de tolerancia sería, entonces un mal necesario? –cuestionamos.

-Más que un mal necesario, es cuestión de cultura y educación; los ciudadanos debemos regresar a los valores para pensar qué hacer con nuestra ciudad, regresar los valores que nos han caracterizado a los campechanos y en esto deben estar imbuidos tanto autoridades como sociedad.

-No le pueden dejar todo a que lo resuelva la autoridad, la sociedad se tiene que inmiscuirse, desde la familia.

Hoy, no solo se observa que mujeres se dedican al sexo comercial, también varones, vestidos de mujeres, compartiendo espacio y tiempo, para el desagrado de la ciudadanía.

Como señalábamos, amas de casa, madres de familia, pero también personas adultas mayores que lamentan no solo su presencia en zonas de la ciudad sino también la proliferación de bares y cantinas y expendios de licor que afectan su cotidianeidad y la vida en convivencia familiar.

Pero los efectos negativos no quedan solo en incomodidad para explicar a menores de edad, quiénes son o qué hacen, sino también en cuanto a seguridad se refiere con algo tan simple como el poder salir a la calle a determinada hora o mantener su puerta abierta, como nos señaló el señor José del Carmen Pérez Campos, de 85 años de edad, se hacía hace unos cuantos lustros, quién además se quejó de la falta de vigilancia policial, lo mismo que Jesús Ordoñez, padre de familia que lamenta el giro que ha tomado la avenida Gobernadores, así como otro de los centros más visitados, la principal central de abasto de la ciudad, el mercado “Pedro Sáinz de Baranda”.

-Antes, era sumamente difícil que como adolescente, pudieras ver a una sexoservidora o algo relacionado con este tema siendo; a lo más que se podía llegar era a ver una revista que algún hermano o adulto hubiera dejado al descubierto.

-Hoy, deambulan a plena luz del día, por la mañana, tarde o noche, sin que las autoridades hagan nada para mantenerlas alejadas de las zonas de mayor concentración ciudadana, como lo es la avenida Gobernadores o el mercado principal –comentó Jesús Ordoñez-. Además, hay hoteles cercanos a esta avenida contribuyen a su presencia; si te paras cerca, puedes ver como entran y salen una y otra vez las sexoservidoras y ninguna autoridad hace nada.

-El problema no es solo en la avenida Gobernadores, se extiende o comienza desde Santa Lucía –afirmó don José del Carmen Pérez Campos, entrevistado en su domicilio ubicado al inicio de esta importante avenida, reja de por medio de una gran ventana de casa antigua, desde donde nos explica que no abre su puerta porque corre peligro de ser asaltado.

-Antes, podía abrir, sacar mi silla, hablar con mis vecinos, dormitar incluso. Ahora no, porque me arriesgo a que me asalten, se metan a mi casa y me roben. Si quiero distraerme, lo hago desde mi ventana, protegido por estos barrotes que me dan seguridad, porque no hay vigilancia alguna y, desde donde también me doy cuenta de cómo han cambiado las cosas.

Señaló que la avenida Gobernadores, desde la glorieta hasta el barrio de Santa Lucía, se ha convertido en un área atractiva para hombres y mujeres que ejercen la prostitución.

Y más aún, asegura que también hay jóvenes, muy jóvenes, que afirmó no pasan de los 16, 17 años de edad, que desde las seis o siete de la tarde, comienzan a pasar frente a su casa, alcoholizadas, saliendo de bares y cantinas que hay desde la glorieta hasta la estación de autobuses foráneos de segunda clase.

-Mire usted, son 7 cantinas y 3 expendios de bebidas embriagantes que hay en ese tramo tan pequeño. No sé imagina las cosas que se ven todos los días. Apenas dan las seis de la tarde, comienzan a pasar jóvenes que no llegan a la mayoría de edad, visiblemente alcoholizadas, con vestimentas que no corresponden a su edad por muy modernas que sean, y vienen de esos lugares, acompañadas.

-Igual hay hombres vestidos de mujer, mujeres jóvenes y no tanto, que no ocultan su oficio y que se identifican rápidamente por su ropa. Una vez que comienza a oscurecer, no hay vigilancia alguna, no se ven patrullas o motociclistas circulando, por eso mantengo cerrada mi puerta; es un ir y venir de mujeres de este oficio, de vehículos cuyos conductores pasan buscando sus servicios. No hay control alguno. Nadie hace nada.

Sus señalamientos contrastan con las declaraciones de quien es responsable de mantener una ciudad bien vigilada, en orden; Jackson Villacís Rosado, secretario de Seguridad Pública, pues afirmó hay vigilancia, sobre todo por la noche en esa importante arteria.

Hay quejas de falta de vigilancia en la avenida Gobernadores, de un problema grave de prostitución –señalamos.

-En ese, en vigilancia estamos trabajando –aseguró el funcionario estatal.

-En cuestión de la problemática de las personas que están trabajando, en sexo servidoras, es un trabajo que tenemos y estamos analizando para trabajar en coordinación con el sector salud, el municipio, para poder regular y ver qué está pasando en esa situación –agregó.

-Porque la actuación de la policía, así, meramente, pues una actuación sería…

¿Arbitraria?

-Más que arbitraria, más que fuera de fortaleza, no tendríamos la fortaleza, necesitaríamos hacer un trabajo conjunto que lo estamos trabajando ya con el Municipio y sector salud.

¿Es grave el problema de prostitución?

-Lo que pasa no es que sea grave, es una zona, es una situación que visualmente como es una avenida principal y que tiene ya cierto recorrido de zona, sí es visible, da mala imagen.

Se habla que hay menores de edad prostituyéndose –le comentamos.

-No tenemos conocimiento, pero estamos sobre eso. Estamos sobre eso y como vieron es un trabajo que también está muy pendiente la Federación. Ha habido trabajos de detenciones que por medio de la federación, trabajo conjunto… No es grave pero estamos trabajando sobre eso, no queremos que se impacte.

¿Debe crearse una “zona de tolerancia”?

-Es lo mejor que puede haber, es lo que puede, yo creo que las zonas de tolerancia lo que hacían era tener un centro donde se podía controlar, regular, y supervisar la situación, pero cuando se abren, se dispersa todo y es más difícil tener la observación –finalizó.

De acuerdo con las declaraciones de ambos funcionarios, no hay nada en concreto para atender y resolver el problema de una mayor presencia de personas que se dedican al sexo comercial a plena luz del día, en zonas o avenidas visitadas por amas de casa, por familias

Como señaló el Secretario del Ayuntamiento, debe pensarse ya en una “zona roja”, que permitirá mantener bajo control a quien se dedica al sexo comercial, pensamiento con el que coincide Jackson Villacis y, con eso, pareciera que en esta ciudad no hay un lugar “fijo” para estas personas.

La otrora “zona roja” o zona de tolerancia, cerrada por el entonces presidente municipal José Medina Maldonado, aún mantiene abierta “su cuartería” o parte de ésta, allá, en el mismo lugar y que ahora gran parte del lugar lo ocupa importante la tienda de autoservicio “Chedraui”, con la que se pensó se pondría fin a la presencia de sexo servidoras y se “limpiaría” la zona.

Esto no fue así.

Ya sea en la mañana o en la tarde, la “cuartería” sigue abierta, que no es otra cosa que pequeñas habitaciones, sin ventanas visibles, solo una puerta de metal, en cuyo quicio o en pequeños grupos de 2 ó 3, se observa a mujeres jóvenes, con escaza vestimenta, vestidos, faldas o shorts cortos, muy cortos y cuya actitud es más que elocuente, y retadora para las autoridades y la propia ciudadanía.

Hasta la redacción de Campeche.com.mx, han llegado quejas de su presencia. Amas de casa, madres de familia que expresan su preocupación por la influencia que tiene esa zona entre los jóvenes, las preguntas que hacen sus hijos más pequeños sobre quiénes son y qué hacen pero sobre todo, la nula acción de la autoridad por permitir a ojos vistas, se ejerza la prostitución en esta ciudad a pesar del riesgo en materia de seguridad pública y de salud pública.

Tanto Moreno Hernández como Villacís Rosado dicen que hay coordinación con el sector salud para atender esta problemática.

Sin embargo, la Secretaría estatal de Salud, a través de su Departamento de Medicina Preventiva, a cargo de Catalina Domínguez Hernández, señaló que en materia de salud, solo atienden a quien de manera voluntaria se acerque a solicitar sus servicios.

Indicó que la Secretaría maneja y trabaja para toda la población, incluyendo los grupos vulnerables, entre los que están las trabajadoras de sexo comercial, a través del programa de VIH Sida, ITS y del de Salud Reproductiva.

-Ofertamos los servicios propios de salud y se invita a la población a participar o hacerse las detecciones, empero, no pueden ser obligatorias por parte de la Secretaría –señaló y agregó que en materia de reglamentación, ésta corresponde a los gobiernos municipales y solo el de Carmen cuenta con ella.

¿A pesar del riesgo para la salud pública que puedan representar?

-Así es. Es un derecho que tiene toda persona a quererse hacer una prueba, y ninguna puede ser obligatoria. La secretaría de salud solo oferta el certificado médico que consta de un examen general, prueba de sífilis que es una ITS, grupos de sangre.

Ante la proliferación de personas que trabajan en sexo comercial, en el control, ¿no tiene ninguna injerencia la Secretaría?

-No.

-Le corresponde al estado y a cada ayuntamiento, ambos son autónomos y tienen diferentes reglamentaciones para ese tipo de trabajo y lo único que se puede reglamentar, el estado es el que asume el control, la característica, como lo quiere, de qué actividad se va a hacer, ya sea los espacios públicos, dónde se van a encontrar, el horario, cómo la va a reglamentar, si va a utilizar una tarjeta de salud o alguna tarjeta de control, cada cuánto van a pasar, etc.

-A los menores de edad, a la secretaría no le corresponde. No podemos ir y levantar a alguien en la calle y decirle: ay, tu eres menor de edad, estás trabajando o no estás trabajando. O sea, ¿cómo sé que está trabajando?

¿Prácticamente está sujeto al “libre comercio”? ¿En materia de salud no hay quién regule?

-Depende del ayuntamiento.

¿Tiene que haber una petición expresa?

-Recordemos que la prostitución no está en contra de ninguna ley, no está reglamentado ni en el país, ni de manera nacional ni en el estado, que está prohibida o conlleva un delito, siempre y cuando, o sea, la definición es tener una relación, una o más personas, a cambio de dinero, o un beneficio X, pero es consensuada.  Cuando no es consensuada, o cuando ya se comete ya alguna violación o es un menor de edad, ya los que deben de entrar son las autoridades.

Comentó también que no hay estadísticas de personas que se dediquen al sexo comercial, solo saben de aquellas que acuden a sus servicios por invitación y agregó que el último reporte del mes, señala acudieron 15 a 20 mujeres “por su propia voluntad”, de todo el municipio, pero ningún varón.