Internacional

FIEBRE AMARILLA ATACA A BRASIL

La pequeña cuidad de Casimiro de Abreu en el estado de Río de Janeiro se encuentra en alerta máxima después de que las autoridades confirmaran el deceso de un hombre por fiebre amarilla y mientras están investigando más posibles casos.

Las autoridades de salud de Brasil confirmaron esta semana que Watila Santos, de 38 años, murió por la enfermedad el 11 de marzo.

Las autoridades investigan posibles casos que incluyen a cuatro familiares de Santos, entre ellos dos menores de 12 y 9 años.

En el centro y las zonas rurales de Casimiro de Abreu, a unos 150 kilómetros de Río de Janeiro, han montado enormes casas de campaña para vacunar a la gente. Las autoridades dicen que alrededor de 30 mil de los 42 mil habitantes han sido vacunados en días recientes.

La fiebre amarilla se trasmite por picadura de mosquito y causa fiebre, dolor en el cuerpo, vómito y algunas veces ictericia. El Departamento de Salud de Río de Janeiro anunció planes para vacunar a toda su población como medida preventiva. Dijo que necesitará 12 millones de dosis para alcanzar una tasa de 90% de vacunación para finales de año.

La campaña de vacunación se realiza mientras se siguen confirmando casos en varias zonas en todo el país. El Ministerio de Salud de Brasil dijo que al menos 424 personas han contraído fiebre amarilla, el brote más grande que ha visto el país en años.