canciller-mexico-53723
 

Los ministros de Relaciones Exteriores de Centroamérica, México y Colombia acordaron atacar de manera conjunta los problemas de violencia y migración, principalmente, al crimen organizado que afecta a los migrantes.

Al concluir la reunión de cancilleres de México, Centroamérica, República Dominicana y Colombia, establecieron que esos fenómenos no se pueden combatir de manera aislada, por lo que estuvieron de acuerdo en cerrar filas y realizar acciones coordinadas como bloque para tener resultados en el corto y mediano plazo.

Durante una conferencia de prensa que ofrecieron los ministros en la Universidad Autónoma de Chiapas, sede del encuentro, insistieron en atacar regionalmente la amenaza de los grupos del crimen organizado.

Al respecto, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez Bonilla, resaltó que el objetivo es actuar como región ante un problema transnacional que no tiene solución de manera aislada. González insistió en garantizar los derechos de la población migrante.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, informó que se acordó, que a través de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se instalarán unidades móviles de atención médica para migrantes, con el fin de dar servicio en materia de salud. Esta estrategia, detalló, se hará a través de la red de clínicas IMSS Oportunidades.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, insistió en mantener el diálogo entre los países de la región, principalmente con México, para prevenir la violación de los DDHH a migrantes.

El canciller de Costa Rica, José Enrique Castillo, expuso que en el encuentro se estableció trabajar hacia objetivos comunes en diversos rubros además del narcotráfico, crimen organizado, migración, asuntos económicos, de salud, infraestructura, sanidad, entre otros.