Internacional

Rebrote de la peste negra se registra en Mongolia. Pareja se infectó al consumir carne de marmota

La ciudad de Tsetseg, Mongolia, fue declara en cuarentena y cerró sus fronteras con Rusia, para mitigar la propagación de la peste bubónica, tras darse a conocer la muerte de dos personas por un rebrote atípico.

Tsetseg, está ubicada en la provincia occidental de Hovd, donde de acuerdo a lo reportado por medios internacionales, se reportaron dos casos confirmados de peste bubónica, también conocida como peste negra.

De acuerdo con medios locales, un hombre de 27 años y una mujer de edad desconocida, enfermaron tras comer carne de marmota cruda, a pesar de que la caza y consumo de marmota está prohibido.

El estado de salud de la mujer se reporta como grave, ya que sus pulmones resultaron afectados por la bacteria ‘Yersinia pestis’, agente infeccioso responsable de la enfermedad.

Por su parte, el gobierno local informó que “en los dos casos confirmados, se identificaron 146 individuos de primer contacto y 504 de segundo contacto, y se recolectaron y analizaron 146 muestras de primer contacto”.

La peste bubónica, originada por la bacteria “yersina pestis”, es una enfermedad contagiosa que se transmite principal por la picadura de pulgas infectadas que viven sobre roedores. Entre los síntomas se encuentra la inflamación de los nódulos del sistema linfático en las ingles, axilas y cuello, al igual de fiebre y supuraciones.

Cabe recordar que, la pandemia de la pesca negra estalló a mediados del siglo XIV, enfermedad que causó la muerte de cerca de 200 millones de personas.

Comentarios de Facebook