Campeche

SINDICALIZADOS PIDEN AUMENTO SALARIAL DEL DIEZ POR CIENTO

Integrantes de la directiva del Sindicato de los Tres Poderes, encabezados por su secretario general, José del Carmen Urueta Moha, solicitaron esta mañana una audiencia con el gobernador del Estado para presentar su pliego petitorio con una solicitud de aumento salarial del 10 por ciento, que está sujeto a negociaciones.

Entrevistado en los bajos de Palacio de Gobierno, señaló que el punto primero es el incremento salarial y de ahí parten todas las prestaciones.

-Solicitamos el diez por ciento aún conociendo la situación, pero “pedir no empobrece, dar es lo que aniquila”, apuntó. Se pide lo que consideramos y acordamos con los delegados y al final se negocia el porcentaje; sabemos también de la situación que hoy los incrementos salariales vienen en lo general, no solamente para un estado, sino para todo el país, pero de todas maneras vamos a luchar para que se nos pueda dar lo mejor y los más altos incrementos en los bonos para beneficio de la base.

Por otra parte, sobre la situación de los sindicalizados en los municipios, indicó que en la sección del municipio de Hecelchakán hay una “pre huelga”, que señaló se atrasó para e 17 de octubre, a las diez de la mañana, aunque apuntó este jueves tiene una reunión con el presidente municipal.

-Si trae el dinero para pagar, de cuerdo; si no lo trae, la huelga estallará el 17 de octubre en la mañana. Hay algunos rezagos de pagos en otros municipios pero hay el compromiso con las autoridades, que es la diferencia con el presidente de Hecelchakán, pues desconoce y dice que eso no es su obligación, que no es cuestión de ley y es lo que le estamos demostrando con el marco legal, que es la huelga, que pedimos se nos pague bonos que en otras ocasiones, él mismo lo ha pagado.

-Además, lo firmó este año y ahora no quiere pagar, no cumple con el acuerdo; lo que vamos a aceptar es el pago y cuánto tarde, depende de ellos y deberán pagar hasta el último centavo y no habrá afectación de nada porque se quedará el personal que se deba quedar para dar los servicios públicos.