Espectáculos

SPIDER MAN VUELVE A ROMPER LA LÍNEA DEL TIEMPO

Spider-Man: Lejos de Casa podrá ser la película más loca, divertida y ligera de Marvel Studios desde Guardianes de la Galaxia, pero también es la que más complica las cosas desde su antecesora, Spider-Man: De Regreso a Casa, que en su momento había llegado a confundir a todos con cambios notorios en la línea de tiempo del Universo Cinematográfico de Marvel.

Al inicio de Spider-Man: De Regreso a Casa ya se establecía que los hechos mostrados ocurrían 8 años después de lo visto en Los Vengadores – 92% y por esa razón se trataría del año 2020. Sin embargo, la lógica nos dice que pasó poco tiempo después de Capitán América: Civil War. ¿En qué año fue la batalla del aeropuerto? En el año 2016.

Lejos de Casa se lleva a cabo en el verano después del regreso de las víctimas de la decimación. Los detalles están en la película: las fotografías del pasaporte de Peter Parker en los tráilers sugieren que el viaje fue en julio. En el informe de noticias de los estudiantes de Midtown High, observamos que pasaron ocho meses después de Avengers: Endgame, que ocurre en 2023 según lo que sabemos, pues Avengers: Infinity War tuvo lugar en mayo de 2018 y en la siguiente película tuvo un salto de cinco años. Teniendo en cuenta que el viaje de Spider-Man: Lejos de Casa fue en julio, Avengers: Endgame se sitúa en el mes de noviembre de 2023 y por ende, el viaje tuvo lugar en el verano de 2024, y no en 2023 como se había informado de forma oficial.

A pesar de que narrativamente la franquicia no tiene este tipo de errores (o al menos no de esa magnitud), y además intenta corregir cualquier tipo de falencias en el proceso, es inevitable que se pierda un poco en la ahora intrincada línea de tiempo de su propio universo cinematográfico.

Comentarios de Facebook