Deportes

VOLVÍ PARA SER CAMPEÓN CON AMÉRICA: OCHOA

El sentimiento de pertenencia e identificación de colores es un distintivo del futbol. Así como sus aficionados, varios jugadores demuestran el cariño a los clubes con los que sienten mayor empatía. Para este Apertura 2019 en la Liga MX, el regreso de Guillermo Ochoa al América fue el claro ejemplo de lo antes citado.

El guardameta retornó al balompié nacional por el cariño a su escudo, pero igualmente por una encomienda: volver a ser campeón.

Con las Águilas instaladas en las Semifinales del torneo en curso, luego de una gran llave frente a Tigres y de un rendimiento de menos a más para el cancerbero, en charla advirtió directo de sus razones para volver: “Regresé al América porque quiero volver a ser campeón con este club, ese fue mi motivo principal para retornar. A mi vuelta, me gustaría que mi familia comparta conmigo lo que significa este club”.

Estar lejos de casa siempre es duro, genera un sentimiento especial el regresar, una especie de alivio y descanso estar en un sitio conocido desde antaño. Para Ochoa Magaña, atravesar los muros del Club América hace unos meses, significó una vorágine de recuerdos y momentos vividos previamente. Al irse, a mediados de 2011, para probar suerte en Europa, el guardameta no sabía si algún día volvería.

“Han sido meses de reencuentros, quería volver a México, estar en mi tierra. Lo disfruto cada día. El primer pensamiento que tuve al volver, fue cuando me despedía del América. Recordé mucho ese momento cuando volví aquí; siempre retornar aquí es hacerlo como si esta fuera mi casa”, dijo.

Guillermo debutó a los 19 años con el cuadro de Coapa y a la misma velocidad se hizo de la titularidad, consiguiendo el título del máximo circuito en el Clausura 2005, bajo las órdenes de Mario Carrillo. Es una pieza infaltable para el americanismo de años recientes, un portero seguro y con experiencia a nivel Selección Nacional (cuatro veces mundialista).

En su análisis, encuentra varias diferencias del joven que partió buscando un sueño y el hombre que regresó a Las Águilas.

“Me fui siendo un joven con mucha hambre, con muchas ganas de comerme al mundo, ahora retorno siendo un tipo de más experiencia, maduro, con muchos partidos internacionales, con familia, pero todavía con ganas de seguir ganando cosas. Mi estancia en Europa no fue sencilla, pero guardo gratos recuerdos de todo lo que pasé allá; crecí”.

Comentarios de Facebook