Internacional

A consecuencia de picaduras de piojos muere una niña

Una niña de 12 años murió este 26 de agosto por un ataque al corazón por una anemia severa en la localidad de Ivey en el condado de Wilkinson, Georgia, en Estados Unidos.

De acuerdo al agente especial de la Oficina de Investigaciones de Georgia, Ryan Hilton, la anemia fue consecuencia de picaduras de piojos, la “más grave” que jamás haya visto su oficina.

Mary Katherine Horton, de 37 años, y Joey Yozviak, de 38, están acusados de asesinato en segundo grado por descuidar la salud de su hija Kaitlyn Yozviak al menos por tres años, lo que provocó que la niña tuviera bajos niveles de sangre.

La jueza de la Corte Superior del condado de Wilkinson, Brenda Trammell, consideró que había suficiente evidencia para que los cargos de asesinato fueran presentados ante un gran jurado. A la pareja le aumentaron el cargo de crueldad infantil en segundo grado.

Cuando las autoridades llegaron a la casa el 26 de agosto, tras una llamada de la mamá, encontraron piojos por todo el colchón, peluches y otros muebles en la habitación de la menor de edad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que los piojos pueden transmitir tifus y fiebre, entre otras enfermedades.

Comentarios de Facebook