Deportes

Rosa María Guerrero; segunda medalla para México en los paralímpicos

En la final F55 de lanzamiento de disco en Tokio, Rosa María Guerrero fue la primera atleta que lanzó. Su marca le permitió mantener el primer lugar durante gran parte de la prueba; sin embargo, en el tramo final fue superada por Dong Feixia (China) y Diana Dadzite (Letonia). 

Guerrero inició su aventura en el para atletismo de campo en el 2017. “Me siento agradecida con Dios, mi familia y con todo mi respeto a mi entrenador Iván Rodríguez Luna, al que admiro porque esta medalla también es parte de él. Se sintió la humedad, la insolación y todo eso, entré primero, pero igual iba con mi objetivo, no se cumplió la marca que quería, pero se consigue la medalla de bronce y estoy muy contenta y feliz“. 

F55 es una categoría del deporte paralímpico para los atletas que compiten dentro del atletismo en silla de ruedas. En la clase F55, los deportistas tienen funcionalidad completa en sus brazos, movilidad parcial en la zona del tronco y no tienen movilidad de la cintura hacia abajo. En todos los deportes del programa paralímpico, para evitar que existan ventajas competitivas, se establecen categorías dependiendo del tipo y grado de discapacidad de los atletas. 

La mexicana de 20 años, Belén Monserrat Sánchez Domínguez, logró el séptimo lugar en la misma final, con su mejor registro de la temporada: 21 metros y 32 centímetros. Para ella, al igual que Guerrero, este fue su debut en Juegos Paralímpicos. “Fue mi mejor competencia de este año, son los primeros Juegos Paralímpicos de mi vida y me siento muy orgullosa de representar a mi familia y a mi país, sé que apenas esto es el inicio para mí, tengo 20 años, después de la medalla en Lima 2019 y este séptimo lugar estoy motivada para seguir echándole ganas“. 

Comentarios de Facebook