Campeche Destacadas

CIUDADANOS DENUNCIAN ABUSOS EN COBRO DE AGUA Y PREDIAL

A pesar de que el Congreso del Estado no autorizó incremento alguno en el pago de impuestos como el predial y de servicios como es el del agua potable, ciudadanos campechanos se quejan de la medida arbitraria del Ayuntamiento de Campeche por el incremento que aplicó en detrimento de la economía de miles de familias sobre todo de las que menos ingresos tienen.

Reporteros de Campeche.com.mx, realizaron un sondeo entre ciudadanos que acudieron a cumplir con esta responsabilidad, quienes se llevaron la sorpresa de que tenían que pagar un monto superior al del año pasado, aún con descuentos que ofreció la Comuna campechana.

Tal es el caso de la señora Raquel López que el año pasado pagó alrededor de 600 pesos y en esta ocasión mil 45 pesos, más de 400 pesos de diferencia, sin previo aviso y sin que el Ayuntamiento tome medidas para que la morosidad disminuya, y pretende recaudar más cobrando más a los que cumplen con el pago.

También los señores Luis Adolfo Pool Panti o Hilario Huitz, adulto mayor quien tiene tarjeta del Inapam que hizo valer para lograr una reducción, y a pesar de ello pago mil 35 pesos en noviembre pasado, 200 pesos más que el año anterior sin explicación alguna, lo que afirmaron es un abuso,  mientras que Adolfo Nato,  habitante del poblado de Lerma, indicó pago 972 pesos y agregó otros han pagado hasta mil 400 pesos, por el servicio.

Manifestaron su inconformidad por la falta de información a la ciudadanía por la actual administración del Ayuntamiento de Campeche, las largas filas que se forman y que deben esperar hasta dos horas para que la unidad móvil abra las ventanillas para cobrar y la lentitud con que lo hacen.

Cabe señalar que a pesar de la disposición del Congreso del Estado de no autorizar incremento alguno ni en impuestos ni en servicios, el  Ayuntamiento de Campeche cuenta con una Junta de Gobierno del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Campeche  (Smapac), es la que autoriza aumentos al servicio que se brinda a los campechanos, sin conocimiento de la ciudadanía hasta el momento de pagar.