Coronavirus Internacional

COVID-19 podría causar trombos los cuales pueden ocasionar embolias, infartos y obstrucciones arteriales

De acuerdo con estudios de China, Europa y Estados Unidos se ha registrado una tasa de entre 3 por ciento y 70 por ciento de las personas hospitalizadas con COVID-19 que desarrollan trombos, los cuales pueden causar embolias cerebrales, ataques cardíacos y peligrosas obstrucciones arteriales en piernas y pulmones.

Uno de los casos que se han presentado tales síntomas fue en Darlene Gildersleeve, de 43 años de edad, de Hopkinton, Nueva Hampshire, Estados Unidos, la cual tuvo fiebre, fuertes sudoraciones, dolores musculares y casi un mes después, un extraño adormecimiento en el lado derecho del cuerpo.

Después de varios días de haber superado el covid-19 sus síntomas fueron agravando, por lo que médicos especialistas revisaron su caso y se percataron que había sufrido dos embolias.

Los trombos, que pueden causar embolias cerebrales, ataques cardiacos y peligrosas obstrucciones arteriales en piernas y pulmones, son encontrados cada vez más seguido en pacientes con COVID-19, entre ellos algunos niños. Incluso se han detectado trombos diminutos que pueden dañar tejidos de cualquier parte del cuerpo en pacientes hospitalizados y en las autopsias, trastocando la comprensión que tenían los médicos de lo que alguna vez fue considerada principalmente una infección respiratoria.

Los médicos y los científicos de docenas de hospitales y universidades en todo el mundo están buscando respuestas al tiempo que intentan determinar el riesgo de un paciente a sufrir trombos y prueban medicamentos para tratarlos o prevenirlos.

Afecciones como diabetes u obesidad, que son comorbidas con el covid-19, pueden aumentar el riesgo de presentar trombos. Sin embargo, muchas autoridades creen que existe una relación entre la manera como ataca el virus y la manera como reacciona el organismo.

“La COVID-19 es la enfermedad más trombótica (causante de coágulos de sangre (o trombos) dentro del organismo) que hayamos visto en nuestras vidas”, dijo el doctor Alex Spyropoulos, especialista en trombosis y profesor en los Institutos Feinstein de Investigación Médica en Manhasset, Nueva York.

También se han advertido trombos en infecciones con otros coronavirus, como el SARS, pero a una escala mucho menor, dijo.

Los científicos creen que el coronavirus ingresa en el organismo por los receptores de enzimas que están en todo el cuerpo, incluidas las células que recubren el interior de los vasos sanguíneos. Algunos teorizan que el coronavirus quizá promueve la coagulación porque lesiona de alguna manera esos vasos durante su propagación. Esa lesión puede provocar una severa respuesta inmunológica del organismo en su intento por combatir la infección, lo que resulta en una inflamación que también puede dañar los vasos sanguíneos y promover la coagulación, dijo el doctor Valentin Fuster, director del Hospital del Corazón Monte Sinaí en Nueva York.

Comentarios de Facebook