Internacional Video Viral

¡El colmo! Abuelito llora porque sus hijos le exigen que les entregue herencia

Don Segundino Castro Mercedes de 78 años, lloraba desesperadamente en medio de la vía pública, en la ciudad de HuamachucoLa LibertadPerú, debido a que sus siete hijos le exigen constantemente que les de sus respectivas herencias.

“Son mis hijos, yo sé que tienen derecho, pero… ya no aguanto más. Yo les he dicho que les voy a dar, pero que al menos pase este año por la pandemia”, dijo el desconsolado el abuelito en entrevista con la cadena Antena 9, el aspado 20 de agosto.

HUMILDE ANCIANITO, DESESPERADO PORQUE HIJOS LE VIENEN PRESIONANDO PARA QUE REPARTA LA HERENCIA Con lágrimas en los ojos cuenta su historia, hasta incluso pensó en acabar con su vida ante tanta presión de sus hijos por sus terrenos.Esta es la historia de don Segundino Castro Mercedes natural de Payamarca, quien a pesar del dolor de haber perdido a la compañera de su vida hace 7 meses, tiene que soportar la presión de sus hijos ya que le exigen reparta sus tierras como herencia de manera inmediata. Don Segundino se encuentra totalmente agobiado por esta situación y espera que todo esto pase, porque ya no soporta ver pelear a sus hijos por sus tierras.Este humilde ancianito vende huevos de gallina de corral para poder sostenerse y alimentarse, pero no soporta más los problemas a causa de la herencia que sus propios hijos le piden.El día de hoy se lo encontró llorando en una esquina del jirón Balta de nuestra ciudad de Huamachuco, donde posteriormente se lo derivó al CEM Huamachuco para que le brinden la ayuda legal correspondiente.📱Número de Prensa y WhatsApp: 949315475 – 949315394 #HcoTv_RadioAntena9

Posted by Radio Antena 9 on Thursday, August 20, 2020

De acuerdo con Don Segundino, su esposa falleció en el mes de diciembre y su único hijo que cuidaba de él también falleció pero en el mes de julio.

El abuelito vende huevos de gallina de corral para sostener su economía y alimentarse, pero indicó que ya no puede soportar más las peleas entre sus hijos por la herencia.

“A veces quisiera dejar de vivir para ya no molestar”, agregó Segundino, quien dijo temer que en cualquier momento sus hijos lo echen de la casa que con tanto esfuerzo construyó junto a su esposa.

Comentarios de Facebook