Internacional

Estados Unidos aprueba el tratado comercial con México y Canadá

El Senado de Estados Unidos aprobó este jueves, con 89 votos a favor y 10 en contra, el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte revisado, conocido como T-MEC, por sus siglas en inglés. El documento ahora pasa a la oficina del presidente Donald Trump para que sea ratificado.

El T-MEC reemplaza al Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde hace 25 años, que eliminó la mayoría de las barreras y estimuló un fuerte aumento del comercio.

Sin embargo, según sus detractores -Trump entre ellos- el TLCAN significó que millones de empleos fabriles se mudaran a México, donde los sueldos son más bajos.

Por su parte, el líder del Senado, el republicano Mitch McConnell, dijo que el nuevo pacto es una “gran victoria para el gobierno de Trump, una gran victoria para todos los que queremos dejar atrás esta temporada de ruido político tóxico”.

Previamente a la votación, McConnell expuso sus consideraciones sobre la aprobación del T-MEC, y dijo que “este nuevo tratado comercial creará 176.000 empleos en Estados Unidos y aportará miles de millones en beneficios”.

Con el nuevo pacto comercial se busca producir más autos en Estados Unidos, donde los trabajadores ganan en promedio al menos 16 dólares la hora. Además, se obliga a México a modificar sus leyes para que se facilite la creación de sindicatos independientes, con lo que mejorarían los sueldos y las condiciones de trabajo y reduciría los incentivos para que las empresas estadounidenses trasladen sus plantas al sur de la frontera.

Tras conocerse el anuncio, el presidente de México, Andrés Manual López Obrador, dijo en su cuenta de Twitter que con esta aprobación “se terminaba una fase importante… ahora pasa al parlamento en Canadá, pero los pronósticos es que no va haber problema”.

Los cambios negociados por los demócratas incluyen reglas ambientales más estrictas y un mecanismo para investigar rápidamente abusos a derechos laborales en fábricas mexicanas, lo que logró el apoyo de varios sindicatos estadounidenses que se opusieron al TLCAN durante décadas.

Por su parte, la Casa Blanca, tras la votación que aprobó el acuerdo, envió un comunicado en el que expresó satisfacción por el acuerdo.

“La aprobación del Acuerdo entre Estados Unidos, Canadá y México hoy en el Senado, es un testimonio del Embajador Lighthizer y del resto, del firme compromiso del equipo de negociación de EE.UU. para avanzar en la agenda comercial del presidente Trump”, reza la misiva.

Comentarios de Facebook