Internacional

HUEVOS CONTAMINADOS PONEN EN ALERTA A EUROPA

Dos hombres fueron arrestados en Holanda por sospecha de estar involucrados en el caso de huevos contaminados con un insecticida.

Las detenciones y una serie de allanamientos coordinados en Holanda y Bélgica marcan el agravamiento de la crisis debido a la contaminación de este producto con un insecticida llamado Fipronil.

Cientos de productos fueron retirados de las tiendas en Holanda, Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Irlanda, Rumania, entre otros.

Varias autoridades sanitarias, incluyendo las de Gran Bretaña, dijeron que encontraron huevos o productos afines de las mismas granjas donde se usó el químico.

El fipronil es un insecticida de amplio espectro que ataca el sistema nervioso central de los insectos. Descubierto por la empresa farmacéutica francesa Rhône-Poulenc, se utiliza como antipulgas para mascotas porque acaba con ellas en un plazo de 48 horas.

Está prohibido en Europa para los animales que entran en la cadena alimentaria humana, ya que la Organización Mundial de la Salud lo considera “moderadamente peligroso”.

El consumo de un producto contaminado con este insecticida puede causar náuseas, dolores de cabeza y estómago; en casos graves, daña el hígado, riñón y tiroides.

El pesticida pudo ser mezclado con otros insecticidas legales para mejorar sus efectos.

Aunque nadie se ha enfermado por ello, las autoridades emitieron un comunicado avisando que hay evidencia de que la salud pública se ve en peligro debido al transporte o aplicación del biocida Fipronil en criaderos de pollos en el sector de la producción de huevos.

Los huevos sospechosos fueron retirados de tiendas y supermercados, pero sigue habiendo dulces, salsas o ensaladas que pueden incluirlos.

Los inspectores alimentarios repasan ahora todos los productos, incluidos alimentos infantiles, para elaborar una lista exhaustiva.