Internacional

Detectan bot creador de certificados falsos de vacunación vía Telegram

Check Point Research (CPR), la división de Inteligencia de Amenazas de Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), un proveedor líder de soluciones de ciberseguridad a nivel mundial, ha detectado un preocupante incremento en el número de vendedores de certificados de vacunación falsos. El pasado 10 de agosto, se localizaron aproximadamente 1.000 vendedores que afirmaban ofrecer certificados falsos por Telegram, y en apenas un mes, esa cifra se ha multiplicado por 10 hasta alcanzar los 10.000.


En marzo de 2021 mientras el despliegue mundial de las vacunas COVID-19 comenzaba a acelerarse, el número de ofertas se triplicó, con puntos de venta principalmente en Estados Unidos y en países europeos como España, Alemania, Francia y Rusia. 

Los precios de los “pasaportes de vacunas” falsos eran de 250 dólares cada uno, mientras que los resultados negativos falsos de las pruebas de COVID-19 costaban sólo 25 dólares.

Asimismo, se ha descubierto una nueva técnica adicional que utilizan los vendedores de certificados de vacunas falsos. Una gran cantidad de ellos afirman tener acceso a una base de datos europea de personas vacunadas, también conocida como Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (sostienen que los posibles compradores pueden registrarse allí y que, si alguien lo llega a comprobar más tarde, se daría cuenta de que han sido registrados como una persona vacunada).

“Mientras seguimos vigilando el mercado negro en el que se venden certificados falsos de la vacuna COVID-19, el equipo de Check Point Research (CPR) ha descubierto una nueva técnica: el supuesto acceso a la página web del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, que almacena los datos de las personas vacunadas en toda Europa. Este hecho es absolutamente falso”, explica Ivonne Pedraza, Territory manager CCA de Check Point Software.

Cuanto más crezca la necesidad y la demanda, más ampliarán los ciberdelincuentes sus actividades. Hoy se sabe que los vendedores ofrecen certificaciones falsas de muchos más países, entre ellos: Italia, Francia, España, Portugal, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Grecia, Finlandia, Rumanía, Rusia, Bulgaria, Suiza, Austria, Polonia, República Checa, Letonia, Irlanda, Malta, Reino Unido y Ucrania.

“Los vendedores envían documentación falsa desde un sitio web falso del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, que podría pasar por lícitos en un control de fronteras o a la entrada de un local. Nuestro equipo descubrió una URL incrustada en un código QR, que muestra un enlace a la base de datos fraudulenta. No sólo las personas no vacunadas tienen un acceso fácil y barato a documentos falsos, sino que además esos documentos parecen enlazar con sitios web que parecen creíbles, lo que facilita aún más que los estafadores se cuelen en la red. Hasta que no haya una colaboración internacional entre los gobiernos y una base de datos mundial común y unificada para verificar los certificados legítimos, esto seguirá causando problemas y socavando los esfuerzos para controlar la pandemia”, alerta Ivonne Pedraza.

Comentarios de Facebook