Destacadas Policiaca

DOS DETENIDOS POR EL ASESINATO DE EMPRESARIO CAMPECHANO

La Procuraduría General de Justicia del Estado, a través de las investigaciones científicas realizadas al cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, localizado en el interior de un vehículo en el fraccionamiento Flor de Limón de esta ciudad, se confirmó que respondía al nombre de Jesús Francisco Uribe Ovando, el cual fue asesinado a golpes en la cabeza, lográndose hasta el momento establecer la detención de una pareja por su presunta participación en los hechos, por lo que se continúa con las investigaciones de ley para el total esclarecimiento de los hechos.

Jesús Francisco Uribe Ovando contaba al morir con 67 años de edad, de profesión médico cirujano, se dedicaba al comercio, estaba casado, procreo a cinco hijos todos mayores de edad y con domicilio en la calle 18 del barrio de San Román de esta ciudad capital.

Ante los acontecimientos, el representante social inició a la Averiguación Previa B/A.P/6080/9na./2012, así como a las investigaciones de ley en el lugar de los hechos, logrando constatar que en el asiento trasero estaba recostado el cuerpo sin vida de quien ahora se sabe responde al nombre de Jesús Francisco Uribe Ovando, el cual tenía la ropa desacomodada y una toalla a la altura del cuello con manchas hemáticas (sangre), aclarándose que no se encontró ningún arma junto al cadáver.

El cuerpo sin vida de Uribe Ovando fue ingresado al Servicio Médico Forense, donde se le realizó la necropsia de ley, la cual reportó que la causa de la muerte fue traumatismo craneoencefálico severo, determinándose que fue golpeado en más de cuatro ocasiones con algún objeto corto contundente en la parte posterior de la cabeza, causándole heridas graves que le provocaron la muerte.

Luego de las diligencias legales, el cuerpo sin vida de Jesús Francisco Uribe Ovando, fue entregado a sus familiares para su inhumación.

Continuando con la información a través de la necropsia, en la que se establece la hora del fallecimiento, y con el apoyo de testigos, se pudo determinar hacia dónde se dirigió el ahora finado y el tiempo (hora) en que habría sido atacado violentamente.

De esta manera, las líneas de investigación condujeron hacia la persona de la C. Rocío Damián Zacarías, de 23 años de edad, soltera, empleada, originaria de Aguacatal, Carmen, y con domicilio en la calle Paso de las Águilas por prolongación de la calle Babilonia de la colonia Leovigildo Gómez de esta ciudad, con la cual el ahora difunto mantenía una relación estrecha y a quien el jueves 6 de los actuales, alrededor de las 21:00 horas y a bordo de su automóvil Honda, le llevó una canastilla de cervezas y alimentos, a petición de una llamada telefónica de la antes citada.

Lo anterior conllevó a los investigadores a dar con el paradero de la C. Rocío Damián Zacarías, quien durante la entrevista, cayó en múltiples contradicciones, negando en un principio haber visto a Jesús Francisco Uribe Ovando.

De igual manera y contando con previo consentimiento los investigadores y peritos, ingresaron a la casa de Rocío Damián, encontrando que el lugar había sido sometido a exhaustiva limpieza en sus pisos, sin embargo se encontró con el empaque de las cervezas y restos de alimentos que el día anterior había llevado Jesús Francisco Uribe.

Seguidamente se realizó una exhaustiva revisión en el predio, localizando en las paredes y techo manchas de sangre, los cuales mediante la aplicación de luminiscencias se confirmó que en dicho lugar hubo derramamiento de sangre, por lo que se tomaron muestras, mismas que, al ser analizadas, dieron positivo, concordando con el tipo sanguíneo de Jesús Francisco Uribe Ovando.

Ante las evidencias recabadas, la C. Rocío Damián Zacarías, afirmó que en su casa fue privado de la vida Jesús Francisco Uribe Ovando, pero que no lo había hecho sola, sino con la ayuda de Edgar Candelario González Pérez, de 39 años de edad, quien es su amasio y que fue por celos de éste que se llevó a cabo el homicidio.

Con la finalidad de continuar con las investigaciones y la debida integración del expediente por el delito de homicidio calificado en agravio de Jesús Francisco Uribe Ovando, los CC. Rocío Damián Zacarías y Edgar Candelario González Pérez, se encuentran a disposición del Ministerio Público y será en las próximas horas cuando se determine su situación jurídica.

Comentarios de Facebook