Espectáculos

El príncipe Harry y su esposa renunciaron definitivamente a sus labores como parte de la familia real

A través de un comunicado, los duques de Sussex, Harry y Meghan, informaron a la reina Isabel II de Inglaterra que no volverán a trabajar como miembros de la familia real británica.

Cabe destacar que el príncipe Harry, nieto de Isabel II, y su mujer habían decidido hace un año apartarse de la monarquía, empezar una nueva vida fuera del Reino Unido y ser financieramente independiente.

Ante ello, la jefa de Estado decidió retirarle a su nieto los patrocinios honorarios que ostentaba y que volverán a la soberana.

Este recurso será distribuido a otros miembros de la familia real.

El palacio agregó que, al confirmar los duques su decisión, la reina les escribió para comunicarles que “no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que forman parte de la vida al servicio público”.

Comentarios de Facebook