Deportes

CHILO MÁRQUEZ, DE JAPÓN A CAMPECHE

A unas cuantas horas de llegar a territorio mexicano, donde lo único que hizo fue transbordar un avión que lo trajo a Campeche, el coach de pitcheo de los Piratas, Isidro “Chilo” Márquez, arribó al campamento filibustero después de vivir la experiencia de ser parte de la selección mexicana que jugó en Osaka, Japón.

El sonorense, quien el 15 de mayo cumplirá 54 años de edad, fue integrante de la novena tricolor que asistió al evento: ENEOS Samurai Japan Serie 2019, que consistió en par de encuentros entre los equipos de México y un representativo de Japón, los días 9 y 10 de marzo y donde hubo reparto de triunfos y reveses.

“Pienso que fue algo bueno, le ganamos a Japón en el primer juego. Considero que si hubiéramos tenido más tiempo de concentración, hubiéramos estado mejor, pero en términos generales se hizo un buen papel”, apuntó.

“Nos dijeron por parte de la Federación que buscarán darle seguimiento, que estos muchachos que fueron se mantengan como la base de la Selección Mayor y en noviembre habrá otro evento pero éste será en Jalisco”, acotó.

Isidro Márquez Espinoza nació el 15 de mayo en Navojoa, Sonora. Jugó 22 años en la LMB, se retiró en el 2011 con 18 entradas de trabajo para los desaparecidos Petroleros de Minatitlán. Ese año logró un rescate y dejó sus números en 301 salvamentos de por vida en el verano, consolidándose como el líder del departamento.

Como pelotero jugó siete años y medio para Campeche, del 2000 al 2007. En el 2006 jugó una parte en Tabasco y la segunda vuelta la terminó con la novena campechana.

Isidro comenzó a jugar en 1985 con aquellos Astros de Tampico, que al año siguiente se convirtieron en Tuneros de San Luis, donde participó en 25 encuentros de los cuales en 15 ocasiones fue como abridor. En 1987 sólo abrió un partido y en 1988 con el mismo equipo potosino inició 10 encuentros.

De 1989 a 1991 estuvo en Ligas Menores con filiales de los Dodgers de Los Ángeles. Regresó en 1992 para apoyar a los Tigres del México a ser campeones; al año siguiente continuó con los felinos. 1994 y1995 regresó a Estados Unidos, incluso en 1995 debutó en Grandes Ligas con los Medias Blancas de Chicago, donde participó en siete juegos.

De 1996 a 1999 jugó con los Tigres del México. A partir del 2000 al 2007 con Campeche, únicamente en 2006 estuvo un rato en Tabasco. En el 2008 y parte del 2009 con los Rojos del Águila de Veracruz, y ese año terminó en Reynosa. Sus dos últimas campañas fueron 2010 y 2011 en Minatitlán.

Los Piratas de Campeche le dieron la oportunidad de comenzar hacer carrera como coach de pitcheo en el 2012 y los enviaron a su sucursal que tenían en Puerto Peñasco, Sonora, en la Liga Norte de México.

Con un año de fogueo regresó en el 2013 y fue cuando debutó en el equipo grande con los Piratas de Campeche y desde entonces se ha mantenido en el equipo de Liga Mexicana, haciendo muchos años binomio con Mario Sulú Palafox, quien ahora por cierto irá a la sucursal de San Quintín, en la Norte de México.

Desde ésta temporada 2019 trabajará con Francisco Campos, quien hará labor de coach-jugador y estará en el bullpen.

EN BÉCAL

Este viernes 15 de marzo inician los juegos de preparación, en Bécal, Calkiní, a las 2 de la tarde ante los Leones de Yucatán. Campos Machado, quien ha visto a los lanzadores desde que inició la pretemporada el 4 de marzo, mencionó que será el dominicano Charle Rosario, quien abra el viernes ante los Leones de Yucatán. El sábado en Valladolid le corresponderá ir a la loma al yucateco Manuel Flores.