Internacional

EL NIÑO QUE CONMOVIÓ A ESTADOS UNIDOS.

A principios de este mes, Jamey había escrito: “Siempre digo que tengo miedo, pero nadie me escucha . ¿Qué tengo que hacer para que la gente me escuche?”

El caso de Jamey Rodemeyer conmocionó a Estados Unidos . El joven de 14 años se convirtió en el último de una serie de suicidios de adolescentes que habían sido víctimas de abusos por su orientación sexual , en varios casos a través de Internet.

Jamey, de Williamsville (un pueblo del oeste del estado de Nueva York), se quejó recientemente de que estaba siendo víctima de abusos y hostigamiento –lo que se conoce como bullying , intimidación en inglés– luego de su participación en una campaña online en la que hablaba acerca de su confusión sobre si era homosexual o no . Había grabado en mayo un mensaje para la campaña It Gets Better (“Se pone mejor”), a través de la cual jóvenes homosexuales, junto con figuras nacionales –entre ellos Barack Obama– tratan deanimarse entre ellos para superar situaciones difíciles .

“La gente me sigue enviando cartas de odio, palabras feas, diciéndome que la gente homosexual va directamente al infierno ”, dijo el joven en el mensaje, que se puede ver en YouTube . Varios comentarios muy agresivos sobre el video se publicaron en la red social de preguntas y respuestas Formspring .

A principios de este mes, Jamey había escrito: “Siempre digo que tengo miedo, pero nadie me escucha . ¿Qué tengo que hacer para que la gente me escuche?”. Y un día antes había planteado: “Nadie en mi escuela se preocupa por la prevención del suicidio” . De los 35 mil suicidios reportados en EE.UU. en 2008, 4.513 fueron jóvenes de entre 10 y 24 , según los Centros para el Control de Enfermedades.

El domingo pasado Jamey hizo el último comentario en uno de sus blogs. Fue en homenaje a Lady Gaga, su cantante favorita, que lo inspiraba con su canción Born This Way . El cuerpo del chico fue encontrado sin vida el pasado lunes.

Comentarios de Facebook